jueves, 31 de marzo de 2016

Tesis para aprender a crear conocimiento

Por José Omar Tinajero Morales

La tesis es una de las opciones de titulación, si bien es compleja su realización, no sólo cumple con un objetivo administrativo, sino que puede convertirse en el inicio de una especialización en la profesión y brinda los conocimientos básicos en metodología, para realizar más investigaciones a lo largo de la vida.
El material de la tesis puede ser susceptible de ser publicado en un futuro, ya sea en formato de libro o de artículo de revista científica especializada. También puede ser la base para iniciar una investigación más profunda sobre el tema abordado, que puede insertarse en los proyectos, trabajos o tesis a nivel posgrado.

Las características de una tesis

El primer punto que debe quedar bien aclarado son las características distintivas de una tesis. En primer lugar es un trabajo de aproximadamente de tres a cinco capítulos, con una extensión de de 80 a 120 páginas. Debe estar relacionado con la especialidad, que se estudió.
La tesis es una aportación personal sustentada en fuentes de primera mano. Su principal característica es que debe contar por lo menos con una hipótesis, que será demostrada a lo largo de cada uno de los capítulos. Si no se cuenta con una hipótesis, el trabajo será un ensayo, una monografía, pero no una tesis.

Partes de una tesis

Una tesis se constituye por los siguientes elementos: portada, dedicatorias, prólogo, introducción, capítulos, conclusiones, apéndices, bibliografía e índice. En la portada se incluyen los datos de la institución y del autor; las dedicatorias son opcionales al igual que el prólogo, que tendría que ser escrito por otra persona. En la introducción se integrarán varios datos del proyecto de investigación como el planteamiento del problema, objetivos, justificación, estado de la cuestión, e hipótesis.
En los capítulos se irán demostrando las hipótesis, para lo cual es importante fundamentar los argumentos con un sólido aparato crítico vinculado con la bibliografía. En las conclusiones se anotará si se comprobó o no las hipótesis. En los apéndices se colocan tablas, gráficas, imágenes, mapas, datos estadísticos, aunque también se pueden integrar en el cuerpo del texto. El índice puede ser colocado al final o al principio de la tesis.

Sugerencias para hacer una tesis exitosa

El empleo de mucho tiempo no necesariamente garantiza calidad del trabajo, a veces también puede indicar una planeación y metodología inadecuadas. También puede señalar una mala elección en el tema, que ha rebasado las capacidades del investigador. Es recomendable trabajar cuatro horas diarias, dejando tiempo para descanso y realización de otras actividades. La constancia es la clave del éxito.
Es importante seleccionar correctamente al director de tesis, quien debe brindarle tiempo, al postulante para leer su trabajo, hacerle correcciones, entrevistarse, plantear estrategias y ante todo no le debe imponer temas, sino sugerirle. El que el director de la tesis sea especialista en el tema no garantiza que dirija bien una investigación, ya que requiere dominar conocimientos metodológicos, incentivar el trabajo y la creatividad del alumno.



Qué brinda una tesis al sustentante

La mayoría de los estudiantes optarían titularse por medio de diferentes alternativas, pero tratará de evadir la tesis. Sin embargo, este tipo de trabajo puede ser fundamental en toda la vida profesional, si su campo de acción estará relacionado con la investigación.
Una tesis ayudará al futuro profesionista en su aprendizaje y a tener disciplina en la ordenación y análisis de información para convertirla en conocimiento. Le servirá para realizar más investigaciones que le permitirán ir dominando más métodos y técnicas.

Algunos bloqueos en torno a la tesis

Si bien un trabajo de tesis no es fácil, tampoco es imposible. Lo que se tiene que realizar es encontrar temas que sean del agrado y de capacidad del estudiante. Las tesis que se parten de cero son más complejas, pero si se realiza una investigación sobre temas ya trabajados durante la carrera se acelerará el proceso de investigación.
Otro punto en que el estudiante se bloquea es en la elaboración de los marcos ya sean teóricos (sistemas de conceptos), referencial (lo que se sabe del tema) o el histórico (antecedentes). Se debe de entender que los conceptos adecuados y sistematizados ayudarán a aclarar el proceso de investigación y a encontrar la validez de la hipótesis.

En el fondo una tesis y el examen de titulación enfrentan al estudiante con algunos traumas que debe superar: miedo a hablar en público, obstinación para dejar el punto de confort y ruptura por entrar a un nuevo status, que implica mayores responsabilidades. De hecho el examen es un rito de paso, por el cual se integra un nuevo profesionista al mundo académico. Es bueno aprovechar este trabajo para derrotar miedos injustificados, generalmente una tesis que ha sido avalada para la celebración del examen de titulación, ya está aprobada.


Haz clic aquí para una videoclase gratis.

Gracias

No hay comentarios:

Publicar un comentario